Manifiesto Natibero


No somos indios pero hemos bajado de la montaña y vibrado con el tambor de agua siguiendo el Camino Rojo; hemos recapitulado nuestra vida como buenos toltecas, aunque no lo somos; no somos aztecas, sin embargo a veces nos ponemos ayoyotes y danzamos ; no somos mayas pero nos guiamos con las 13 Lunas; Realizamos ceremonias de temazcal porque así nos lo pide el Gran Espíritu aunque no somos mexicas. Sin ser budistas sabemos muy bien lo es meditar; sin ser taoístas,  sabemos de lo innombrable, y caminamos el kung fu.

Si escuchas el latido del viento, heredarás  el silencio del atardecer; Duerme bajo las estrellas, y conversarás con duendes y devas ; baila al ritmo del agua que baja alegre por el río y te mostrará la llave para liberar tus emociones; vuela con el águila y fúndete como hielo derritiéndose ante la  realidad que hay más allá del asfalto. Es la Madre tierra, esperando que vayas a su reencuentro.

 

Teníamos abuelos del norte y padres mediterráneos y aun así la esencia Ibera se perdió en la noche de los tiempos. Es por esto que nos toca sintetizar  la realidad  “nativa-ibera” en nuestras tierras, aprendiendo de la sabiduría perenne  y  cristalizándola en una nueva identidad del Ser occidental. Creando un camino desde oriente a occidente,  de sur a norte, de anteayer a mañana,… desde los Sabios Ancianos a los Niños Índigo, a través de una nueva educación holistica, libre de dogmas, sincera y divertida. La llamamos neo-chamanismo. Bienvenidas a Natíbera.

 

Desarrollo del sitio Saúco web